Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Anterior Siguiente »

El Significado de Gonguio

¿Qué es Gonguio?

Gonguio consiste en recitar el Sutra del Loto y entonar Daimoku frente al Gojonzon. Los practicantes de Nichiren Shoshu han estado llevando a cabo la práctica de Gonguio desde la época de Nichiren Daishonin y Nikko Shonin. Recitamos la primera parte del Capítulo Joben (“Medios Provisionales”, 2º) y todo el Capítulo Yurio (“Longitud de la Vida”, 16º) del sutra y entonamos Daimoku, Nam-Miojo-Rengue-Kio, al Gojonzon.

Practicar Gonguio en la mañana y en la tarde nos permite establecer vidas felices y crear nuestros propios futuros afortunados. Es crucial hacer Gonguio todos los días sin fallar.

Hacemos todas las cinco oraciones silenciosas en la mañana y tres oraciones silenciosas (la segunda, la tercera y la quinta oraciones silenciosas) en la tarde.

Las Oraciones Silenciosas

La Primera Oración Silenciosa

En esta oración, ofrecemos la esencia de la Ley Mística (Miojo) al Shoten zenyin, quienes protegen al Buda Verdadero y a la ley a cada momento.

Los Shoten zenyin obtienen de la esencia de la Ley Verdadera su poder de proteger a los seres vivientes. Esta protección está incluida en los efectos benéficos de Nam-Miojo-Rengue-Kio, escondido en las profundidades del Capítulo Yurio. Por eso, ofrecemos a los Shoten zenyin la esencia de la Ley y oramos para que puedan tener más poder para proteger la Ley Mística.

La Segunda Oración Silenciosa

En la Segunda Oración Silenciosa, expresamos nuestro agradecimiento al Dai-Gojonzon del Alto Santuario de la Enseñanza Esencial, que es la esencia del Budismo de Nichiren Daishonin, y le damos la alabanza más alta a sus grandes efectos benéficos.

Seguidamente, ofrecemos aprecio a Nichimoku Shonin, quien heredó la Ley Verdadera de Nikko Shonin. Luego expresamos nuestro agradecimiento a todos los sucesivos Sumos Sacerdotes.

La Tercera Oración Silenciosa

En la Tercera Oración Silenciosa, reconocemos las virtudes de Nichiren Daishonin: soberano, maestro, y padre para toda la gente. Le ofrecemos nuestro agradecimiento y recompensamos nuestra deuda de gratitud. Después, alabamos los méritos del Segundo Sumo Sacerdote, Nikko Shonin, quien recibió la Ley del Daishonin y la transfirió directamente. Nikko Shonin protegió el Dai-Gojonzon y fundó el Templo Principal, Taisekiyi.

Luego, ofrecemos nuestro aprecio a Nichimoku Shonin, quien heredó la Ley Verdadera de Nikko Shonin, y expresamos nuestro agradecimiento a todos los sucesivos Sumos Sacerdotes.

La Cuarta Oración Silenciosa

En la Cuarta Oración Silenciosa, oramos por la amplia propagación de la Ley Verdadera. Esta oración se llama “Oración por la Propagación Mundial”. Cuando la gente de todas las naciones del mundo se convierta en creyentes de la Ley Mística, la paz mundial es segura. Kosen-rufu es posible mediante los esfuerzos por la propagación amplia. Practicar shakubuku para lograr la propagación amplia significa que nos dedicamos a las enseñanzas del Daishonin porque somos sus discípulos fieles.

Con este espíritu, los sucesivos Sumos Sacerdotes han estado conduciendo continuamente el Gonguio de Ushitora en el Templo Principal todos los días desde que se inició por Nikko Shonin. Los Sumos Sacerdotes han estado orando por la paz mundial basado en la propagación amplia de la Ley Verdadera. De la misma manera, nosotros, los miembros del Jokkeko, oramos por la propagación en esta oración y prometemos esforzarnos hacia el shakubuku.

En la segunda mitad de la cuarta oración, oramos para expiar nuestros impedimentos kármicos debido a nuestra calumnia del pasado, y determinamos profundizar nuestra fe. Además, oramos por la armonía y la fortuna de nuestras familias, y para lograr nuestras metas individuales.

La Quinta Oración Silenciosa

En la Quinta Oración Silenciosa, hacemos una oración conmemorativa por los difuntos. En esta oración conmemorativa, ofrecemos a los difuntos los beneficios producidos por recitar el Sutra y entonar Daimoku. No hay otra manera para que un individuo difunto pueda lograr la budeidad. Una oración ofrecida al Gojonzon es la mejor causa. Es por eso que hacemos esta suprema oración conmemorativa por los difuntos.

Por último, recitamos “Que los beneficios imparciales de Miojo-Rengue-Kio se propaguen por igual a los rincones más lejanos del universo para que yo, conjuntamente con todos los otros seres existentes, podamos lograr el estado tranquilo de la vida iluminada”. Esto significa que toda la existencia en el universo será infundido por los méritos de Nam-Miojo-Rengue-Kio y todos por igual podrán lograr la budeidad. Oramos que la tierra en que vivimos esté llena de los méritos del Gojonzon. Luego entonamos Daimoku, y terminamos Gonguio.

Jiki-Daimoku se pronuncia Namu-Miojo-Rengue-Kio. Al entonar este Daimoku prolongado después de cada recitación del sutra podemos expresar el significado de la Ley Mística escondida en las profundidades del Capítulo Yurio.

En la tarde, ofrecemos la segunda, la tercera, y la quinta oraciones de Gonguio.

Recitar los Capítulos Joben y Yurio

La razón para recitar el Capítulo Joben y el Capítulo Yurio durante Gonguio puede encontrarse en el Gosho, “Recitación de los Capítulos Joben y Yurio”, que manifiesta:

Todos los capítulos del Sutra del Loto son excelentes, pero ninguno es mejor que el Capítulo Joben y el Capítulo Yurio. Los otros son, por decirlo así, ramas y hojas que brotan del tronco del árbol. Uno debe reconocer esto siempre cuando recita el Capítulo Joben y el Capítulo Yurio. (Gosho, p. 303)

Por consiguiente, el Capítulo Joben y el Capítulo Yurio son el corazón tanto de la Enseñanza Teórica (Shakumon) como la Esencial (Jomon) del Sutra del Loto. El Daishonin, por supuesto, siempre leía ambos capítulos. Es importante tener en cuenta que esta práctica existe para elucidar el significado y el beneficio de Daimoku, Nam-Miojo-Rengue-Kio. Gonguio se llama la práctica secundaria (Yo guio), mientras que entonar Daimoku se llama la práctica primaria (Sho guio).

La Actitud Correcta hacia Gonguio

Es importante que llevemos a cabo con devoción tanto el Gonguio de la mañana como el de la tarde en nuestra práctica diaria del Budismo Verdadero. Sin embargo, la situación de cada persona varía. Por ejemplo, diferentes ocupaciones requieren diferentes horas de trabajo. Por eso, llevamos a cabo el Gonguio de la mañana y de la tarde según nuestros horarios.

Durante el Gonguio de la mañana, oramos que podamos pasar un día significativo como hijos del Buda, y que podamos darnos cuenta del mérito de Miojo en nuestras vidas. Para comenzar fresco diariamente, recitamos las cinco oraciones en la mañana. Durante el Gonguio de la tarde, expresamos nuestro agradecimiento sincero a los Tres Tesoros (el Buda, la Ley, y el Sacerdocio) por habernos protegido durante el día.

Debido a que la práctica de Gonguio es tan importante, debemos sentarnos rectos y poner atención mientras estemos delante del altar. Durante Gonguio, mantenga el Yuzu en las manos, mire al Sutra y lea cada palabra precisamente.

Cuando está entonando Daimoku durante Gonguio, junte las manos y sosténgalas naturalmente al nivel del pecho. Mire el carácter “Mio” en el Gojonzon tanto como sea posible. De nuevo, no hay restricción con respecto a cuánto Daimoku o cuánto tiempo uno debe entonar. Puede entonar tanto como quiera. El Quincuagésimo Sumo Sacerdote Nichiko Shonin dijo:

Para ofrecer Daimoku correctamente, debemos tener cuidado de recitar las palabras sin negligencia y borrar todo lo demás de nuestra mente. No entone demasiado rápidamente o en una voz demasiado fuerte. (Kohio, 134)

Debemos mirar al Gojonzon solemnemente y entonar Daimoku tranquilamente.

Tomar la iniciativa para visitar a los templos o a los centros de propagación cuando pueda, y hacer Gonguio y entonar Daimoku bajo el liderazgo de los sacerdotes, son cosas esenciales para aprender hacer Gonguio y entonar Daimoku correctamente. Hasta que los creyentes nuevos aprendan la práctica diaria, los que los introdujeron deben poner un buen ejemplo haciendo Gonguio con ellos.

Los Beneficios de Hacer Gonguio y Entonar Daimoku

El Daishonin dijo en “Conversación Entre un Sabio y un Hombre no Iluminado”:

Si sólo entona Nam-Miojo-Rengue-Kio, entonces ¿qué ofensa no será erradicada? ¿Qué beneficio no aparecerá? Esto es verdad, y es extremadamente profundo. Debe creerlo y aceptarlo. (Gosho, p. 406)

Como somos mortales comunes que sufrimos de numerosas dificultades, nunca podremos comprender la Ley Mística ni manifestar la naturaleza de Buda en nuestras vidas por nosotros mismos. Por eso, debemos hacer Gonguio y entonar Daimoku fielmente al Gojonzon, que es la manifestación de la realización del Buda Verdadero de Miojo. El Gojonzon incorpora el mérito más profundo, la suma benevolencia, y nos liberará del sufrimiento. Durante Gonguio, los poderes del Daishonin y el poder del Buda y el poder de la Ley se unen al poder de nuestra fe y el poder de nuestra práctica. Hacer Gonguio es la única manera de hacer que la budeidad se manifieste en nuestras mentes y inspirarnos a hacer grandes esfuerzos. Como resultado, podemos vivir vidas alegres y poderosas.

El Vigésimo Sexto Sumo Sacerdote del Templo Principal, Nichikan Shonin, dijo:

El Gojonzon está dotado de un poder que es vasto y profundo, y hace maravillas. Al entonar Nam-Miojo-Rengue-Kio a este Gojonzon, podemos realizar nuestros deseos, erradicar nuestro karma negativo, acumular fortuna, y demostrar la verdad en nuestras vidas. (Mandan, p.189)

Los creyentes tienen experiencias de recuperarse de la enfermedad y superar la pobreza. Ésta es la prueba de los efectos benéficos de poder del Gojonzon. Éstos son beneficios superficiales y temporales, y no son todos los beneficios del Gojonzon. Tenemos que empeñarnos y hacer Gonguio y entonar Daimoku cada mañana y cada tarde. También debemos dedicarnos a llevar a cabo shakubuku. Además, tenemos que continuar manteniendo la fe por tres, cinco, y diez años y más para abrir el camino y acercarnos a la budeidad, que existe en nuestras vidas.

El propósito de la fe es lograr la budeidad, que es el reino más alto. Tenemos que creer en el Gojonzon con nuestros corazones, siempre hacer Gonguio, y entonar Daimoku fielmente al Gojonzon. Ésta es la única manera de lograr la budeidad.

« Anterior Siguiente »