Nichiren Shoshu

Templo Myoshinji

« Previous Next »

¿Qué es Nam-Miojo-Rengue-Kio?

Nichiren Daishonin enseñó que los beneficios de todas las doctrinas y prácticas budistas están contenidas en la única frase esencial, “Nam-Miojo-Rengue-Kio”. “Nam” significa devoción y “Miojo-Rengue-Kio” es el título del Sutra del Loto. Una traducción simplificada sería “Devoción a la Ley Mística del Sutra del Loto”.

A Nam-Miojo-Rengue-Kio también se le llama la Ley Mística de causa y efecto, porque internamente están, ambos, la causa y el efecto para alcanzar la budeidad. “Rengue” significa flor de loto. La flor de loto produce su flor y su semilla al mismo tiempo, lo cual representa la simultaneidad de causa y efecto. La causa es entonar Nam-Miojo-Rengue-Kio y el efecto es alcanzar la iluminación.

Nam-Miojo-Rengue-Kio es la vida iluminada del Buda Verdadero, Nichiren Daishonin y la Ley a la cual él está eternamente iluminado. Aunque la budeidad existe dentro de nuestras vidas, no estamos conscientes de ella hasta que empecemos a entonar al Gojonzon. Es importante entender que sin fusionarnos con la vida del Buda Verdadero no podemos realizarla en nuestras propias vidas.

Una vez que despertemos a esta verdadera entidad en nuestras vidas, manifestaremos la sabiduría inconmensurable y el poder para vencer la adversidad y revelar nuestra propia vida iluminada.

Así como la palabra “India” incluye dentro de sí todas las montañas, los ríos, los tesoros y la gente de la India, Nam-Miojo-Rengue-Kio incluye dentro de sí todas las enseñanzas y los beneficios de la práctica budista.

La profundidad y la significancia de entonar Daimoku (Nam-Miojo-Rengue-Kio) no puede explicarse totalmente sino más bien tiene que experimentarse mediante la práctica, y así uno percibe la significancia y los beneficios en su propia vida.

¿Qué es el Gojonzon?

El objeto de veneración de Nichiren Shoshu es la vida iluminada del fundador, Nichiren Daishonin. Con el objetivo de salvar a sus discípulos y creyentes que abrazarían la fe después de su fallecimiento, el Daishonin inscribió su vida iluminada como el objeto de veneración, el Dai-Gojonzon; de este modo estableció la causa para la propagación universal del Budismo Verdadero y el logro de la paz en todo el mundo. Todos los Gojonzones entronizados en los templos y en los hogares de los creyentes son transcripciones del Dai-Gojonzon y derivan su poder de él.

Cuando nos sentamos ante el Gojonzon debemos darnos cuenta de que estamos en presencia del Buda Verdadero, y estamos observando la verdadera entidad de todos los fenómenos.

Nuestra devoción al Buda expresada a través de nuestra sincera entonación de Nam-Miojo-Rengue-Kio es el medio mediante el cual podemos fusionar nuestras vidas con el Buda. Mientras estamos en este estado de fusión, los poderes del Buda y de la Ley penetran nuestra existencia, purificando nuestras mentes, extinguiendo nuestro karma malvado y plantando semillas de sabiduría, compasión y virtud en nuestras vidas.

Habiendo establecido el correcto objeto de veneración y el correcto camino de la fe y la práctica para manifestar el beneficioso poder del Gojonzon dentro de las vidas de los creyentes, el Daishonin transfirió la entidad viviente de su iluminación interna a su único sucesor, el Segundo Sumo Sacerdote, Nikko Shonin. Esta transmisión a una sola persona es la base sobre la cual cada sucesivo Sumo Sacerdote transcribe los Gojonzones que se otorgan a los discípulos y los creyentes de las generaciones futuras. Esta ininterrumpida corriente de la vida del Buda entre maestro y discípulo es el medio a través del cual la iluminación del Daishonin permanecerá en el mundo para salvar a toda la humanidad por toda la eternidad.

A todos los creyentes de Nichiren Shoshu se les confiere un Gojonzon que el Templo Principal les presta para que puedan venerarlo en sus propios hogares. El Gojonzon lo transcriben únicamente los Sumos Sacerdotes de Nichiren Shoshu. El sacerdote jefe del templo local otorga los Gojonzones a los creyentes que están preparados para recibirlo y protegerlo.

¿Qué es Gonguio y Por Qué lo Hacemos?

Gonguio es la recitación en la mañana y en la tarde de los capítulos Joben y Yurio del Sutra del Loto. Llamamos a ésta la práctica secundaria y al Daimoku, entonar Nam-Miojo-Rengue-Kio, la práctica primaria.

El Vigésimo Sexto Sumo Sacerdote de Nichiren Shoshu Nichikan Shonin afirmó:

La práctica secundaria es la recitación de los dos capítulos Joben y Yurio, que ayudará a revelar el amplio y profundo beneficio de la práctica primaria. Esto es comparable a la lejía (la práctica secundaria) que ayuda en la limpieza (de la ropa), o al condimento (utilizado) para sazonar la comida.

El único camino para recibir el verdadero gran beneficio de practicar este budismo es hacer Gonguio (cinco oraciones en la mañana, tres en la tarde) e invocar una satisfactoria cantidad de Daimoku.

« Previous Next »